Viuda de Pablo Escobar reveló quién se quedó con la fortuna del narco

Viuda Pablo Escobar fortuna

Victoria Henao, quien fue esposa de Pablo Escobar, detalló en su libro «Mi vida y mi cárcel con Pablo Escobar», lo que pasó con el dinero del narcotraficante, luego de que murió a manos del Bloque de Búsqueda y el grupo delincuencial ‘Los Pepes’.

Los primeros en pedirle plata a la viuda fueron los empleados del ‘Patrón, que estaban presos. Entre ellos, alias «Popeye», «Giovanni», «Mugre», «Otto» y «Arete» le hicieron exigencias a la viuda.

Lea también: El quindiano Carlos Lehder fue liberado en Alemania tras 33 años de prisión

Luego, los enemigos de Pablo, por lo menos 40 capos de la droga, le hicieron exigencias que ascendían a los 120 millones de dólares, a cambio de no matarla a ella y a sus hijos.

Los narcos alegaban que debía pagarles por el dinero que se tuvieron que gastar en la guerra contra el jefe del cartel de Medellín y por los daños y perjuicios que este les causó con secuestros, asesinatos, daños a sus propiedades y otras situaciones.

A ella le tocó negociar con los jefes del cartel de Cali, los hermanos Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, en 1994 durante varias reuniones para la entrega de los bienes en sedes del club América de Cali.

Victoria Eugenia Henao afirmó que necesitó de siete abogados y dos asesores contables para armar el listado de bienes con los que iba a pagar lo que los narcos le estaban exigiendo. Al final, en la lista aparecieron poco más de 60 bienes.

Le recomendamos: Popeye, el sicario que buscó tranquilidad en el Quindío, sucumbió ante el cáncer

Además le entregó bienes a los hermanos Castaño, jefes paramilitares. Al «Comandante Chaparro», a Leonidas Vargas y otros temidos delincuentes también recibieron entre otras cosas, grandes extensiones de tierra, aviones, carros de lujo, obras de arte y hasta helicópteros.

La fortuna de Pablo era superior a los 1.000 millones de dólares, según datos de la revista Forbes, que mantuvo al capo entre los 7 mayores multimillonarios del mundo durante 7 años y relataba que tenía propiedades en diferentes países, islas del Caribe y hasta acciones en bancos europeos.

Según Victoria Henao, la mamá y los hermanos de Pablo Escobar buscaron tumbar el testamento que dejó el narco para apropiarse de varios bienes, pero al final el mismo Miguel Rodríguez Orejuela intercedió por ella y sus hijos para que se pudieran quedar con los edificios Dallas, Ovni y Mónaco. La contraprestación por ayudarles fue colaborar en algunas campañas presidenciales.

No obstante, al final, esos edificios quedaron en manos del Estado, reconoció la misma Victoria Eugenia Henao.

Con información: iprofesional.com

¿Qué piensa de esta noticia?

Comentario

Compartir en:

Noticias en vídeo: