Patrullero de la policía de Calarcá a la cárcel por tráfico de drogas. Su esposa era líder de una banda

Desmantelada banda de tráfico de drogas sintéticas que operaba en el Quindío
Además del policía y su esposa, fueron capturadas 12 personas más en diferentes ciudades del país.

El pasado 28 de marzo fueron capturados en el barrio Versalles de Calarcá, la señora Lucelly González Parrado, alias ‘La Patrona’ junto a su esposo Miguel Ángel Ferro Caro, patrullero adscrito a la estación de policía del municipio.

Según reveló el portal periodístco periodismoinvestigativo.com.co la señora, de 47 años de edad, es acusada de liderar una banda delincuencial de tráfico de drogas. Junto a ellos fue también detenido Carlos David García González, de 19 años de edad e hijo de ‘La Patrona’.

Las capturas se produjeron en medio de un gran operativo en diferentes ciudades de los departamentos de Quindío, Risaralda, Caldas, Antioquia, Sucre, Cundinamarca y Nariño, en los que cayeron 14 personas en total, acusados de crear y distribuir drogas sintéticas.

En contexto: Desmantelada banda de tráfico de drogas sintéticas que operaba en el Quindío y otros departamentos

 

La investigación que terminó en la captura de la familia del policía:

Según las autoridades, ‘La Patrona’ se encargaba de financiar toda la actividad criminal de los integrantes de esta estructura, además de coordinar y liderar los envíos de medicamentos de uso exclusivo veterinario traídos desde Ecuador y utilizados para la elaboración de las sustancias ilícitas.

La fiscalía pudo establecer que el patrullero Ferro Caro salía a recibir dichas sustancias en las inmediaciones de la Cárcel Peñas Blancas cuando no estaba de servicio Policial.

Medicamentos controlados de uso intrahospitalario y exclusivo veterinario, como lo son Rivotril (Clonazepan), Ketamina, Oxicodona, Troypofol, Ephidrine, entre otros, eran sometidos a un proceso rudimentario de cocción, para así obtener sustancias psicoactivas.

La investigación arrojó como resultado, que las drogas sintéticas eran usadas por adolescentes y jóvenes principalmente de estratos 4 y 5 en diferentes fiestas, toda vez que el medicamento puede costar entre $80 mil y $100 mil.

La estructura llegaba a alcanzar ganancias semanales aproximadas a los 60 millones de pesos, dinero que era invertido en la compra de bienes muebles e inmuebles en diferentes partes del país con el fin de darle un carácter de legalidad (lavado de activos).

Así mismo se pudo conocer que sostenían alianzas criminales con integrantes del grupo delincuencial La Cordillera, con el fin de proveer la materia prima (medicamentos) para la elaboración de drogas sintéticas, que eran dosificadas por otros integrantes denominados ‘Cocineros’.

Le puede interesar: Capturados dos hombres y una mujer cargados de marihuana y bazuco en La Tebaida

Tras los operativos se incautaron 40.500 pastas de Rivotril Clonazepam, 240 ampollas de Ketamina, una máquina empacadora al vacío, una pistola neumática, 12 celulares, un computador portátil y la suma de $5 millones en efectivo.

Dentro del proceso investigativo había sido incautadas también 3.820 pastillas de Rivotríl y 40 pastillas de Ketamina en el aeropuerto Matecaña de Pereira, 3 mil pastillas más de este medicamento en un establecimiento comercial de envíos ubicado en Dosquebradas; 580 ampolletas de Ketamina en Ipiales, Nariño; 320 ampolletas de ketamina en el sector de La Herradura en La Tebaida, Quindío, 240 pastillas de Cokuan y 6 ampolletas de Trypofol en el parque Industrial de Pereira.

Con información de: periodismoinvestigativo.com.co

¿Qué piensa de esta noticia?

Comentario