Francia finalista de un Mundial de Fútbol por tercera vez en su historia