Esperamos que la Edeq ‘nos lleve la corriente’

Las opiniones de los columnistas y blogueros son de su estricta responsabilidad y no representan la opinión de 180gradosquindio.com


Columnista: Mario Alberto Sánchez Gutiérrez

Abogado especializado en derecho administrativo. Consultor de entidades públicas y empresas privadas como el departamento de Planeación de Cali. Ha sido agente fiscal de la Gobernación del Quindío, Gerente general de Subaru-Colombia, Sei-kou S.A. y Acsel empresarial S.A., entre otros importantes cargos


El pasado martes 7 de julio tuve la oportunidad de asistir como invitado a una sesión de la
Asamblea Departamental del Quindío para hablar de energía en el Departamento. Obviamente
todo suscitado por el alza tarifaria en perjuicio de los usuarios de la EDEQ -y de todos los
prestadores de servicios públicos- y que dejaron ver de estas prestadoras, su cara más
insensible y carente de responsabilidad social durante la emergencia sanitaria.

A pesar de que el Gobierno Nacional ha instado a todos los actores económicos a la solidaridad,
para quienes tienen la capacidad financiera de resistir los embates de la crisis del Covid-19, es
claro que los conglomerados no quieren sacrificar ni una moneda de sus bien nutridas
utilidades.

El debate contó con la presencia de los Diputados, el representante de la CREG (Comisión de
Regulación de Energía y Gas) y de la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios; entre
otros invitados. Este giró en torno a la competitividad regional, la modernización y propiedad de
los activos energéticos y de las tarifas en tiempos de pandemia.

La sensación que nos dejó ese diálogo es que posiblemente el Grupo EPM, propietario de la
Edeq, no tenga alineados los intereses del departamento del Quindío con los suyos, y a pesar
de lo que el gerente de la empresa –ingeniero Jorge Iván Grisales- se esmere en negar y su
buena voluntad, es obvio que sobre él está EPM, que tiene una agenda donde nuestra
competitividad es residual y no le interesa.

Igualmente en el tema de tarifas durante la pandemia dejó más dudas que respuestas, toda
vez que se cuestionó sí la entidad había ignorado el contenido de la resolución 058 de la CREG,
donde se estableció que los incrementos de los costos unitarios, solo empezarían a trasladarse
a los usuarios a partir del 30 de julio de este año y no antes, pero desde abril hemos visto un
incremento en las facturas.

Hoy el balón está en el campo de la Superintendencia de Servicios Públicos, pero no se trata
solo de la pandemia sino de un contexto mayor y que nos lleva a explorar energías alternas u otros comercializadores y generadores que se enderecen con los intereses del Quindío.

Por eso espero que la EDEQ -y el Grupo EPM – se tomen en serio esta preocupación
departamental y “nos lleve la corriente” para que una empresa que consideramos quindiana
desde su génesis siga siendo nuestro prestador del servicio.

¿Qué piensa de esta noticia?

Comentario

Compartir en:

Reacciona a esta noticia: