Cambiar de una ruta de bus a otra sin pagar un nuevo pasaje podría ser realidad en Armenia