Directores de Idtq desde 2015 no hicieron nada para investigar posibles irregularidades en convenios con Asodics

Estudiantes de Asodics vistiendo prendas con logos de Idtq y de campaña política a la Gobernación del Quindío, junto a agente de tránsito del Idtq.
Compartir a través de:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La semana anterior 180gradosquindio.com publicó el artículo Irregularidades en convenio entre Idtq y escuela de educación en tránsito podría ser otro grave caso de corrupción en el Quindío.

En este se relató la relación entre el gerente de la citada institución educativa, denominada Asodics, y funcionarios de la Secretaría de Educación de Armenia, encargada de avalar la formación impartida desde dicha institución; así como del gerente suplente de la misma, quien es a la vez un agente de tránsito del Instituto Departamental de Tránsito del Quindío -Idtq-.

En el artículo se mencionó además desde cuándo comenzó el convenio y cuáles han sido las irregularidades cometidas desde Asodics, frente a la ley que rige a los organismos de tránsito del país.

Pero ¿quiénes han sido los directores del Idtq desde 2014 hasta 2017, a los que les recae la responsabilidad de cada contrato o convenio firmado por la institución, y de velar por que estos se cumplan conforme a la ley?

¿Por qué se hicieron ‘los de la vista gorda’ sobre las irregularidades cometidas por Asodics e incluso algunos renovaron estos convenios a pesar de que los estudiantes estaban siendo utilizados como agentes de tránsito sin serlo y aún cuando normas como la ley 1310 de 2009 lo impiden?

Como dijimos la señora Gladys Hernández Montoya firmó el primer convenio entre el Idtq y la mencionada escuela de tránsito  en diciembre de 2014. En aquella época el señor Víctor Alonso Morales, gerente suplente de la entidad educativa, fungía como regulador de tránsito del Idtq. Dos meses después de firmado el convenio, la señora Gladys se retiró de su cargo, por lo que pudo no llegar a conocer las irregularidades que la institución de educación no formal cometería aprovechando los convenios.

A ella la siguió el señor Diego Fernando Tobón, quien estuvo en la dirección durante poco más de 7 meses, hasta diciembre del año 2015. En su periodo Víctor Alonso Morales fue nombrado agente de tránsito, y siguió ejerciendo como gerente suplente de Asodics.

A la dirección de Tobón continuó la del señor Juan José Orrego, quien permaneció allí durante menos de 2 meses en el año 2016, por lo que para él pudo ser difícil alcanzar a enfrentar la situación.

Siguió en este alto puesto el señor Fernando Baena Villarreal, que estuvo desde finales de 2016 hasta el segundo semestre de 2017.

La última directora y quien ejerce actualmente, desde diciembre de 2017, es la señora Gloria Mercedes Buitrago. En su periodo no se han renovado convenios entre Idtq y Asodics.

Le puede interesar: Agente de tránsito fue herido en la cabeza por un intolerante en Armenia

Vale la pena aclarar que el convenio entre las entidades pública y privada no especifica dineros de por medio, pues supone que no habrá obligación presupuestal del organismo público, pero esto no significa que no haya lugar a irregularidades, toda vez que desde la escuela se presta a los estudiantes para ejercer funciones que solo agentes de tránsito pueden realizar. Además de la posibilidad de que las renovaciones del convenio infrinjan los principios de la contratación estatal establecidos en la ley 80 de 1993 y la ley 734 código único disciplinario, dado el hecho de que el gerente suplente de la empresa es un funcionario estatal que ejerce dentro de la institución contratante.

La corrupción en su definición no solo tiene que ver con dineros perdidos o robados al erario público, sino que abarca el incumplimiento de manera intencionada del principio de imparcialidad con la finalidad de extraer de este tipo de conductas un beneficio personal o para personas relacionadas, como sucede según la denuncia hecha en contra de estos convenios.

Por eso instamos a que los organismos de control presten atención a las repetidas denuncias realizadas por diversas personas ante Contraloría, Procuraduría e incluso Fiscalía, así como a la Superintendencia de Puertos y Transporte y la Gobernación del Quindío; todas entidades a las que les han llegado oficios denunciando repetidos hechos y que hasta ahora no han arrojado resultados sobre investigación alguna, bien sea para aclarar la situación o para aplicar sanciones si hubiera lugar a las mismas.

Los convenios de Asodics y la Secretaría de Tránsito de La Tebaida.

El 8 de abril de 2016 la alcaldesa de La Tebaida, Rosa Patricia Buitrago, firmó convenio similar con Asodics, para el desarrollo de prácticas de los estudiantes en la Secretaría de Tránsito de esa localidad. El convenio de La Tebaida, al igual que el del Idtq, no contempla que los estudiantes puedan realizar operativos de tránsito, pedir documentos a los conductores y mucho menos realizar comparendos.

A pesar de esto las denuncias hechas por ciudadanos de este municipio y conductores que frecuentan las vías de esta población, confirman que estos jóvenes están siendo utilizados para cumplir las funciones legales de los agentes de tránsito, violando el artículo 4 de la ley 1310 de 2009 que dice que: “Cada organismo de tránsito contará con un solo cuerpo especializado de agentes de tránsito y transporte, que actuará únicamente en su respectiva jurisdicción (o bajo convenios con otros municipios), los cuales por su rango de autoridad y tener funciones de policía judicial no podrán ser objeto de delegación o contratar con particulares”.

Las denuncias ya han sido instauradas en Procuraduría, y en estas los denunciantes adjuntan fotografías como la siguiente, para evidenciar los hechos denunciados:

El uniforme amarillo distingue a los estudiantes de Asodics.

En todo caso los estudiantes podrían prestar su práctica en funciones principalmente educativas; es decir durante campañas de educación vial, de normas y señales de tránsito, entre otras, y siempre bajo la supervisión de un agente. Pero no pueden ellos, ni los reguladores de tránsito pedir documentos a ninguna persona, por ser estas funciones de policía judicial.

Lamentablemente las campañas viales en territorio quindiano son casi nulas y no se tienen estadísticas en los medios que Asodics pone a disposición del público, como son su página web y sus redes sociales (Facebook), ni como parte de los convenios con Idtq, ni con los de la Secretaría de Tránsito de La Tebaida.

 

Descargue en los siguientes enlaces los convenios entre Idtq y Secretaría de Tránsito de La Tebaida con Asodics, firmados en 2014 y 2016:


Compartir a través de:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

¿Qué piensa de esta noticia?

Comentario



Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.