En México asaltaron caravana de ayudas y violaron voluntaria tras el terremoto

26 hombres armados atacaron una caravana integrada por jóvenes de una organización católica que llevaba ayudas humanitarias para los damnificados por el terremoto en México, según informaron desde la arquidiócesis de Oaxaca.

Los delincuentes obstruyeron el paso de los voluntarios en la ciudad de Oaxaca y tras dispararles a los vehículos, robaron la mercancía que transportaban y no contentos con ellos, violaron a una de las jóvenes. Además les quitaron sus celulares y unos 2.200 dólares que llevaban.

Lea: Potente terremoto de 8,2 grados en México. Vea algunos vídeos del sismo

Tras los disparos uno de los jóvenes voluntarios resultó herido, mientras que otro fue golpeado brutalmente, por lo que ambos permanecen hospitalizados.

La Arquidiócesis señaló que presentó una denuncia ante la fiscalía de Oaxaca y que ya ha alertado a otras caravanas sobre la situación de inseguridad.

La ayuda tenía como destino la ciudad de Juchitán, una de las más afectadas por el sismo de 8,2 grados del pasado 7 de septiembre, el más poderoso registrado en México en un siglo, que dejó más de 300 muertos.

Este aberrante hecho se suma al conocido esta semana en el que inescrupulosos robaron la tarjeta débito de una joven muerta en el terremoto y gastaron los ahorros que la difunta tenía.

Los padres Alejandra, la joven de 24 años de edad muerta en el derrumbe del edificio Torreón y Viaducto, fueron al banco a cerrar la cuenta, y se enteraron allí de que alguien le habían robado los ahorros a su hija.

En el banco les informaron que durante el fin de semana se habían hecho 5 operaciones con la tarjeta de la mujer. Los delincuentes se gastaron 24 mil de los 32 mil pesos mexicanos que había en la cuenta, en compras de tiendas como Zara y Bershka. En pesos colombianos, el robo estaría cercano a los 4 millones de pesos).

Le puede interesar: 25 ladrones capturados cuando saqueaban lo que quedó de viviendas tras avalancha en Mocoa

El dinero que había en la cuenta, en realidad, eran los ahorros que Porfirio, el padre de la joven, empezó a depositar desde que su hija había nacido, según comentó. Pero el dinero era para ella.

“Lo que iba depositando desde que ella nació en una cuenta de 100, 200 pesos, fueron creciendo, fueron creciendo. De ahí agarraba para comprar sus cosas, su escuela, su ropa, era su dinero y cada vez, cuando gastaba una cantidad de mil para arriba, me buscaba: ‘¿Papá, puedo gastar para esto? Adelante, hija, es tu dinero’”, dijo el señor .

El banco HSBC, en el que estaba la cuenta, dijo que abrirá una investigación por el indignante hecho, pero no les prometió a los padres de la fallecida que puedan recuperar el dinero.

María del Rosario, madre de la víctima, exigió: “Si las tiendas comerciales, autoservicios, cualquier tienda, cobran con una tarjeta de crédito, pidan identificación y chequen la firma”.

Con información AFP

¿Qué piensa de esta noticia?

Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.