Manifestantes quemaron el Congreso en Guatemala

Foto tomada de DW

Una grave crisis política atraviesa el país centroamericano por cuenta de las últimas decisiones gubernamentales como la aprobación del presupuesto nacional para 2021, lo que generó la quema del Congreso de Guatemala por parte de manifestantes este 21 de noviembre.

El presupuesto que había sido aprobado el pasado miércoles 18 de noviembre, se convirtió en el más alto de la historia de ese país, con unos 12.700 millones de dólares en los que se contempla entre otros ítems destinar la mayoría de sus fondos a proyectos de infraestructura con empresarios, rezagando la lucha contra la pobreza y la desnutrición infantil.

Lea también: Biden, el nuevo presidente de USA que no es tan diferente a Trump

Los opositores argumentan que la aprobación fue negociada sin transparencia y a espaldas del pueblo, ya que este no responde a las verdaderas necesidades, además alegan la disminución en las partidas de la Universidad pública y poder judicial, mientras se aprobó el aumento de gastos de diputados en comida y vehículos.

Ante esta situación el vicepresidente de la república, Guillermo Castillo, aseguró que le planteó al presidente Alejandro Giammattei presentar la renuncia de ambos por el bien del pueblo guatemalteco. Por ahora no se ha presentado la dimisión del jefe de estado, en cambio anuncio todo el peso de la ley para los responsables de los hechos.

La indignación por este hecho sólo es un escalón más en la lista de motivos que ha tenido el país para exigir la renuncia de su mandatario, ya que también han criticado su gestión durante la pandemia y las dos últimas emergencias climáticas que dejó los huracanes Eta y Iota cobrando la vida de más de un centenar de personas y afectando otras miles.

¿Qué piensa de esta noticia?

Comentario

Compartir en:

Noticias en vídeo: