180gradosquindio.com

El clientelismo quemado, las maquinarias triunfantes y los demás… Elecciones al Senado en el Quindío

Editorial

Las votaciones al Senado no dejaron grandes sorpresas aun con la derrota de Luz Piedad, y en ese sentido hay que decir que no es del todo correcto que la exalcaldesa de Armenia haya salido perdedora por no haber alcanzado la curul, cuando logró más de 50 mil votos, 34.626 de ellos en el Quindío. Superó en nuestro departamento incluso a Aydeé Lizarazo, quien sí salió elegida, pero que en el Quindío obtuvo la mitad de la votación de Luz Piedad (18.572 votos).

La exalcaldesa de Armenia, aunque para muchos se quemó, en realidad demostró que tiene un caudal electoral bastante influyente, pero que para su infortunio no le alcanzó en una lista demasiado complicada, como es la Liberal. En otros partidos con líderes más influyentes y menos maquinaria su votación le habría bastado y de sobra para convertirse en senadora. Para ejemplo Alianza Verde, donde hubo candidatos que resultaron elegidos con apenas 20 mil votos.

Lea también: El clientelismo quemado, las maquinarias triunfantes y los demás… Elecciones a la Cámara

De todas maneras los cálculos de los carrielistas eran mayores, pero su enemistad de los últimos meses con el alcalde de Armenia y las investigaciones por casos sonados como la valorización y el hoyo de la antigua estación del tren, le pasaron factura entre los votantes.

Los demás estaban quemados desde antes de lanzarse. Hernando Márquez es nuevo en la política y quiso de lleno lanzarse a un Senado complicado, amparándose tal vez en que Uribe podría sacar una votación que lo metiera de carambola. Le fallaron los cálculos a quien proponía como una de sus más grandes propuestas, recuperar al Deportes Quindío, en un departamento agobiado por la corrupción y el desempleo.

Jaime Alberto Martínez fue el petulante niño rico a quien ni en su mismo partido se soportaban. Ningún líder de Alianza Verde en el Quindío lo apoyó. Fue torpe su campaña cuando incluso montó un video en redes diciendo que votar por Petro era convertirnos en Venezuela, apropiándose del más majadero discurso uribista, desconociendo que el potencial electoral de los verdes se sitúa en la centro izquierda del panorama político, gente que no come cuento a los medios tradicionales y que por lo general se ilustra y piensa muy bien su voto. Creyó Jaime Alberto que le hacía daño a Luz Piedad con ese video, pero terminó fue quitándose votos de opinión a sí mismo.

Jaime creyó además que gritando a todo el mundo y vociferando en una imitación barata de Claudia López, conseguiría votos. La realidad es que a Claudia ese carácter se le conoce desde antes de incursionar en la política, mientras que a Jaime se le notó que era una actitud impostada.

El último candidato era don Néstor García Buitrago, un hombre poco conocido por las bases votantes quindianas, y que tenía algún caudal electoral pero en Bogotá. La lista de Néstor era la de la Decencia, los petristas, quienes alcanzaron 4 curules por las que nadie apostaba. Infortunadamente para el quindiano, ninguna fue para él.

¿Qué piensa de esta noticia?

Comentario



loading...