Con mentiras no

J. Deibi Agudelo Martínez. Licenciado En Literatura y Lengua Castellana Estudiante de Maestría en Ciencias de la educación Artista Circense

Los últimos días han sido de gran convulsión política en Colombia, con una participación amplia en los jóvenes que empiezan a vencer el abstencionismo imperante en muchos años. Estos jóvenes y muchos adultos han visto las redes sociales como una vitrina: un lugar para exponer sus puntos de vista y compartir lo que parece cierto. Sin embargo, no todo lo que se dice en Internet es verdad; por ende, se terminan compartiendo infinidad de mentiras en las redes sociales, por ejemplo: se comentaba que el candidato de la Colombia Humana tiene una hija negada y ponen la foto de Mía Khalifa (una actriz porno); o por el otro lado, que Gustavo Petro fue el que denunció varios casos de corrupción en el país, entre ellos: Agro Ingreso Seguro, la firma de los TLC y el caso Odebrecht.

“Con mentiras no, las mentiras duelen” dice la canción, y no se entiende por qué tuvieron qué mentir para ganar votos. Es cierto, que cuando Petrosky fue senador, denunció los casos de falsos positivos y la “parapolítica”, pero los tres casos en el párrafo anterior fueron denunciados por el senador Jorge Enrique Robledo, quien a propósito, ha sido agredido en los últimos días por su decisión de votar en blanco en la segunda vuelta. A mi parecer hay que recordar cuales han sido las ideas de este senador y algunos de sus debates: Agro-Ingreso-Seguro (2006): política que parte del principio de que hay que darle a los ricos para que los pobres se beneficien y que terminó en un escándalo en el que el gobierno de Álvaro Uribe le dio 33 mil millones de pesos a unos pocos que financiaron su campaña.

Así mismo, la Firma de los TLC: los Tratados de Libre Comercio, en particular los firmados con este modelo económico, son nefastos para el país, sobre todo el de Colombia con Estados Unidos y, el de Colombia con la Unión Europea, por la poca capacidad de competir de este país: mientras Estados Unidos subsidia con 90 mil millones de dólares a sus campesinos, en Colombia hay que hacerle un paro a los gobernantes para que no los deje quebrar y otro para que cumpla las promesas. Así pues, se están importando más de 14 millones de  toneladas de productos agrícolas al año, situación que quiebra a los campesinos colombianos.

Por último, el caso Odebrecht: escándalo de talla mundial que hizo renunciar a Pedro Pablo Kuczynski (expresidente peruano), puso en líos a Lula da Silva en Brasil y en Colombia no pasó nada. El fiscal Néstor Humberto Martínez en cambio investigó una pequeña arista en este gran caso y dijo que “no había posibilidad de corrupción” en el caso Navelena-Odebrecht, hasta que el senador Jorge Robledo le salió al paso y expuso la podredumbre que allí había e inclusive demostró que el fiscal tenía nexos con este escándalo y que la plata de esta empresa corrupta “suena en sus bolsillos”.

Jorge Robledo es arquitecto de profesión, fue profesor de la Universidad Nacional de Colombia en Manizales (Medalla al mérito, Maestro Universitario y Orden Gerardo Molina), ha sido uno de los principales opositores a la apertura económica desde sus inicios en 1990, lucha que lo llevó al senado de la República donde siguió defendiendo los intereses de los campesinos y los trabajadores del país, una de sus ideas clave es que sin industria y producción en el campo Colombia no podrá salir adelante. Como Senador, ha denunciado casos como: el peligro de los TLC para la agricultura colombiana, el ya mencionado Agro Ingreso Seguro, el enriquecimiento irregular de los hijos de Uribe, la quiebra de los caficultores, de los arroceros, de los paneleros, de los paperos; apoyó desde el inicio el paro campesino de 2013, acuñó el lema de “los mismos con las mismas” para referirse a la clase política que siempre ha gobernado; en su libro “la corrupción en el poder” mostró cómo este fenómeno pasó de ser “una cosa de unas manzanas podridas” a convertir el sistema mismo en corrupto por “meter la trampa en la Ley”; y así muchos más debates de control político que ha librado, ganado y que lo han llevado a ser elegido como el mejor senador de Colombia durante los últimos 6 años consecutivos (elección que hacen intelectuales y columnistas de opinión del país).

 

¿Por qué votó en blanco?

Ahora bien, sorprende que Robledo vote en blanco cuando su posición en el senado ha sido de oposición tanto a Uribe como a Santos, que no son sino dos caras de una misma moneda. Pero el argumento es entendible, Gustavo Petro no representa, para las ideas de Robledo, un proyecto político con el que se esté de acuerdo, “se rompió la confianza” dice el senador, pues, Petro se fue del POLO porque no le dieron la presidencia para implementar el acuerdo que había hecho con el presidente electo y, en las elecciones pasadas Lord Petrosky decidió apoyar a ese mismo gobierno: el de Santos; hecho que hizo desde la primera vuelta, cuando el mismo POLO tenía su candidatura alternativa a los mismos con las mismas.

Y es que preferir a Santos no solo es apoyar la paz sino apoyar a quien intentó privatizar la educación superior en 2011, irse con Santos es apoyar más TLC (que Petro votó positivo en el Senado), tener afectos hacia la candidatura de Santos II era preferir el 99% de lo mismo que hizo Uribe. Estos actos distanciaron políticamente los proyectos políticos de ambos. Cabe recordar, que en la segunda vuelta de 2010 entre Mockus y Santos, Robledo votó en blanco; así mismo, en la segunda vuelta entre Santos y Zuluaga Robledo volvió a votar en blanco y ahora en la segunda vuelta entre Petro y Duque no fue la excepción.

 

Otros textos de J. Deibi Agudelo Martínez:

De lo que se vislumbra (Elecciones presidenciales)

Lo que quedó claro en el cabildo sobre alzas de EPQ en Montenegro

¿Qué piensa de esta noticia?

Comentario