180gradosquindio.com

El alcalde educador y humanista incumple y arremete contra los vendedores ambulantes y la ciudadanía de Armenia

Roberto Acosta Garcés dirigente del Polo Democrático Alternativo

Analistas económicos serios coinciden en señalar que Armenia es una las ciudades con el mayor desempleo en Colombia, si se suma la informalidad y el desempleo Armenia ocupa el primer lugar en el país, el DANE la ubica en el octavo lugar en informalidad con el 57. 6%, el desempleo se sostiene en un 14%. El motivo principal para estar en ésta situación se debe al duro golpe asestado a la  producción de café por la disolución del pacto internacional, la apertura económica fomentada desde 1991 y los TLC que llevó a la desaparición del cultivo de algodón, maíz y otros cereales y el trabajo generado por dichas actividades agrícolas al que recurrían los jornaleros al terminar la cosecha de café.

También la pequeña manufactura recibió un efecto letal, miles de pequeñas empresas generadoras de empleo han sido borradas por la competencia de las mercaderías importadas que podemos producir aquí. El área sembrada en café se redujo, pasó de 80.000 hectáreas en 1980 a 25.500 en este año, fincas que utilizaban 70 jornaleros en cosecha hoy utilizan menos de 10, no es lo mismo comprar alimentos, insumos y otros elementos para 70 que para 10 se afectó enormemente el comercio en todos los renglones.

Fueron cientos de miles de trabajadores de la región lanzados a la economía del rebusque para poder subsistir trabajando en las calles, en los semáforos, ocupando el espacio público. En Armenia un “ilustre” personaje llevó a los estrados judiciales la solución de la contradicción creada entre el derecho al trabajo y el derecho al usufructo del espacio público, el juzgado con la frialdad de la Ley y toda la crueldad del que no ha sufrido los rigores de la miseria sentenció la erradicación de los vendedores ambulantes, sin consultar, sin considerar las raíces del problema y ni la primacía del derecho fundamental al trabajo. La gobernante de turno acató sin apelar tal decisión siendo una de sus funciones conciliar este asunto y no de los jueces.

Se inició un programa para la reubicación de los vendedores ambulantes con un plan acordado en 2012 por las organizaciones que los agrupan y la administración municipal, de entregarles 317 módulos y la construcción de un Centro Comercial de 4 niveles, parqueadero para 130 vehículos el sótano, un piso para vendedores de perecederos, otro para miscelánea y una terraza de comidas, más unos locales para entidades que sirvirían como anclas.  Con presupuesto de más de 10.000 millones de pesos.

El desarrollo del programa “Armenia espacio para todos” asignó inicialmente $800 millones para  64 módulos, carísimos y los cuales no han sido entregados en su totalidad. El Centro Comercial no se construyó con las especificaciones inicialmente pactadas se ubican allí a 206 comerciantes que estaban en la antigua Plaza Gabriel Mejía terreno que ocupa hoy el Centro Comercial y de la calle ubican 170 de los cuales sólo 60 ensayaron y regresaron a la calle porque no conseguían su sustento. La administración de Armenia en cabeza del educador y humanista Carlos Mario Álvarez ha incumplido los acuerdos con los vendedores ambulantes y ahora ante su incompetencia adopta medidas de policía, al mejor estilo de los dictadores tropicales, para resolver un problema estructural como lo hemos visto más arriba y amenaza a la ciudadanía  con multas a quién compre en la calle.

¿Qué piensa de esta noticia?

Comentario