Tarifa del agua subirá 30% en Montenegro, Quimbaya, La Tebaida y Circasia. Alcalde de Quimbaya se opone a aumento “injustificado”

Izq: James Padilla, gerente de EPQ, quien anunció los aumentos. Der: Jaime A. Pérez, alcalde de Quimbaya, opositor del incremento.

Si usted vive en Montenegro, Quimbaya, La Tebaida o Circasia y en diciembre pasado pagó 50 mil pesos en su recibo del agua, su tarifa subirá gradualmente hasta llegar a los 65 mil pesos, es decir que pagará un 30% más por servicio de acueducto y alcantarillado.

Este incremento, comparado con el aumento del salario mínimo que fue de apenas el 7%, no solo parece agresivo, sino que podría atentar contra la subsistencia de las personas, teniendo en cuenta que el agua es el líquido fundamental para cualquier ser viviente.

El aumento fue anunciado esta semana por el gerente de las Empresas Públicas del Quindío, EPQ, James Padilla García, quien lo justificó la medida con el argumento de que están en el proceso de la nueva estructura tarifaria ordenada por la Comisión Reguladora de Agua Potable -CRA-.

Lea: El recibo del agua subirá este mes en Quimbaya, Montenegro, La Tebaida y Circasia

Las reacciones de los habitantes en los municipios que se verán afectados no se hicieron esperar. En redes sociales las personas reclaman por la mala calidad del servicio de acueducto y alcantarillado que provee EPQ y rechazan los incrementos, que consideran injustificados, pues según dicen, las facturas ya venían incrementándose.

De acuerdo con las resoluciones 688 de 2014 y 735 de 2015 de la CRA, las tarifas sí se pueden ajustar, pero estos documentos no justifican un incremento tan elevado como el que aprobaron en la EPQ. Los estudios que fundamenten esta medida no han sido socializados con la comunidad de los municipios afectados e incluso han sido puestos en duda por el mismo alcalde de Quimbaya, Jaime Andrés Pérez Cotrino.

Las directivas de EPQ anunciaron que el incremento será gradual durante los próximos 19 meses, con miras a no impactar tan fuertemente los bolsillos de los hogares afectados, pero igual el aumento se hará y de acuerdo con las cifras de desempleo en el Quindío y de salarios que se pagan en la región, este no se compadece con la capacidad adquisitiva de los habitantes de los municipios que se verán afectados.

Y es que si a este incremento del 30% en las facturas de acueducto, le sumamos el encarecimiento en el costo de vida por cuenta de la Reforma Tributaria, el incremento del 16% al 19% del IVA, la inflación, entre otras cosas que siguen golpeando el bolsillo de los colombianos y los quindianos, el panorama se hace desalentador para las familias quindianas, que parecen estar desprotegidas ante la arremetida de las directivas de EPQ.

Lea también: Aguas del Quindío podrían ser de las más contaminadas del país

 

Hasta ahora solo el alcalde de Quimbaya se opone a los aumentos

La ciudadanía a través de redes sociales y en conversaciones espontáneas empieza a exigir a los dirigentes políticos acciones para frenar, negociar o rechazar medidas como esta. Por el momento solo el alcalde de Quimbaya, Jaime Andrés Pérez Cotrino, se ha atrevido a decir públicamente que no está de acuerdo con estos aumentos.

El mandatario, quien además es miembro de la junta directiva de Empresas Públicas del Quindío, EPQ, dijo: “Es justo aclarar mi posición frente al tema del incremento de la tarifa de acueducto y alcantarillado. Primero, mi voto en las dos oportunidades en que se ha discutido en la junta la aprobación del presupuesto e incremento de las tarifas ha sido negativo”.

El mandatario aseguró que su oposición en el primer debate tuvo que ver con las inconsistencias halladas en la forma de presentar el presupuesto, mientras que en el último debate sustentó su voto negativo en la manera indiscriminada y sin sustento técnico, ni económico con la que se pretendió subir tarifas para ajustar el presupuesto. “Somos conscientes que una vía para el mejoramiento de las redes de servicios públicos es el aumento en su prestación bajo esquemas económicos adecuados, que no afecten las precarias economías familiares. EPQ es de carácter público y los municipios somos sus mayores accionistas y, por ende, los ciudadanos sus socios”.

Al respecto vale la pena recordar que el gobernador del Quindío, Carlos Eduardo Osorio Buriticá, no aceptó el reporte de los estados financieros de 2015 entregados en octubre pasado por la EPQ y solicitó una auditoria externa para revisar las inconsistencias encontradas.

Lea: Inconsistencias en EPQ podrían llevar a aumento de tarifas de agua y alcantarillado en el Quindío

Según el mandatario, en el informe hay un enredo de 37 mil millones de pesos de los que no hay una explicación clara y consistente de dónde salieron y a dónde fueron a parar. En aquella ocasión el mandatario de los quindianos dijo que no aceptaría el aumento en la tarifa de los servicios de esta empresa del 60 % a los contribuyentes, que sería para subsanar el posible ‘enredo’ financiero que presentaba en esos momentos.

En la misma línea el mandatario de los quimbayunos explicó que el incremento debe ajustarse a la realidad y que la decisión unilateral de la gerencia de emitir una resolución, aumentando las tarifas, impactaría de manera negativa el bolsillo de los quindianos, lo cual, según él, “no puede estar más alejado de la razón para la cual la empresa fue creada y el objetivo de su gerente debe ser estar al lado de los ciudadanos”.

Finalmente, el alcalde explicó: “Los únicos intereses de quienes regimos los destinos de este departamento y los municipios deben estar puestos en garantizar que cada quindiano viva de manera digna, donde el Estado les garantice una mejor calidad de vida, con un acceso al servicio público esencial como es el agua y el saneamiento básico, con adecuado sistema de alcantarillado”.

¿Qué piensas de esta noticia?