Alcalde de Quimbaya demandó al propietario de la iglesia de Lucifer porque no tenía permisos de construcción

Tras casi un año de silencio sobre el sonado tema de la iglesia de adoración a Lucifer en una vereda de Quimbaya, cercana a la cabecera municipal de Montenegro, el alcalde de los quimbayunos revivió el tema durante los primeros días de este año 2017 tras entablar una demanda al propietario del predio por haber construido sin los permisos respectivos.

Lea también: Abuelo vive encerrado porque iglesia construyó muro que taponó la puerta de su casa

“Desde la secretaría de Planeación de Quimbaya se emitió una acto administrativo o sanción por el orden de los 230 millones de pesos, ya que el templo de adoración al diablo se construyó sin los permisos de ley, por lo que al respecto hay un proceso jurídico, del cual ya hay un fallo en primera instancia a favor del municipio”. explicó el mandatario Jaime Andrés Pérez a Caracol Radio.

La iglesia de adoración a Lucifer se adelantó en zona rural del municipio de Quimbaya en la vereda El Aguacatal por el señor Víctor Damián Rozo Villareal, dueño del predio en que se construyó y pastor de Semillas de Luz Luciferina quien aún no ha podido abrirla al público por el proceso que se sigue en contra de la edificación, y quien ha utilizado las redes sociales para irse no solo en contra del alcalde de Quimbaya sino de las autoridades departamentales.

Deja un comentario